Día de la Tierra: Una celebración para tomar conciencia que está siendo manipulada por grupos contrarios a la vida.

El Día de la Tierra es celebrado en gran parte del mundo, y a quienes participan en las distintas actividades  de esta celebración los convoca como principio general y porque así lo entienden, que la tierra es nuestra MADRE, que en ella habitamos, que de ella nos alimentamos, porque la Tierra generosamente nos brinda el alimento que nos permite crecer y vivir en ella, a través del mar, el aire y la tierra misma.

Si vamos a los orígenes de la celebración del  Día de la Tierra, nos encontramos con que el gran propulsor de esta celebración es el Senador Gaylord Nelson, un apasionado por el medio ambiente y defensor de la Tierra, quien la reconoce como Madre de la humanidad, el objetivo  de esta su  iniciativa, fue crear conciencia común sobre el problema de la sobrepoblación mundial, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad, entre otras preocupaciones ambientales, en protección de la Tierra, quizá por eso, no nos sorprenderá si investigamos más sobre el senador, quien en 1970  solicitó al Congreso de los EEUU audiencia sobre la “seguridad de las pastillas anticonceptivas”, las conocidas como “Audiencias de las Píldoras de Nelson”.

Usted se preguntará qué tiene que ver una cosa con la otra? Quizá nada o quizás todo, si observamos lo que ha sucedido con la Sociedad en el mundo en lo que se relaciona con la vida, la comunidad, y los derechos que de vivir en comunidad se trata difiere y hasta se contradice con el sentido principal y único de la defensa y protección de la VIDA en la Tierra.

Hoy en nuestra sociedad los movimientos feministas radicales convocan a la humanidad en la mujer a deconstruir la humanidad o más bien a destruirla, pues si la tierra  es sagrada para todos los humanos que vivimos en ella, tan sagrada como para llamarla Madre Tierra, porque la comparamos con el calor, ternura y protección que sólo nos puede brindar una madre desde el vientre materno hasta el momento que debemos partir y formar parte física de la Tierra, que nos cobijará en su vientre al morir. Cómo es posible que una organización internacional  como ONU mujeres haya decidido incidir en el resto de la humanidad y levantar banderas en defensa de su derecho de mujer a decidir quitarle la vida a un ser humano distinto a ella que por circunstancias diversas se aloje en su vientre, cómo los ecologistas apoyan el aborto y ponen por sobre la vida del ser humano la vida de un animal, cuando ambas creaturas  son natura pura y ambas tienen el mismo derecho a vivir, pero se justifica en que el hombre amenaza la sobrevivencia de la especie animal porque  destruye su hábitat y violenta su subsistencia, no observa que es la propia mujer, quien conoce de llevar un ser humano en el vientre, conoce de sus latidos y de las emociones y sensaciones de ser Dadora De Vida quien arrogándose la representación de todas mujeres exige aborto gratuito, legal y seguro? y es en ese acto que violenta la vida del que está por nacer, en un acto más criminal, cruel y vanidoso porque su objetivo sólo busca quedar por sobre y hasta hacer desaparecer la figura del varón, del hombre en su esencia de mujer perpetuado de la especie humana, tanto así que incide en la voluntad de otras mujeres a “matar al macho”, porque no lo necesita para ser y sentirse mujer”.

No obstante con tanta consigna absolutamente alejada de la verdad e ideologizada también pretende incidir en la humanidad en decidir entre los ya nacidos quién tiene derecho a vivir y quién debe morir, es así como organizaciones mundiales emanadas de ONU y ONU Mujer  promueven la eutanasia y eugenesia instancias que las presentan como  Derecho al buen morir para  entregar dignidad a quienes están en edad avanzada, ancianos o enfermos terminales, acaso estas propuestas no son también formas distintas de interrumpir y anular la naturaleza buscando subterfugios legales , que lejos de ser derechos que entregan dignidad a las personas, de manera selectiva, entrega a la élite el poder de decidir y elegir quién nace y quién muere? desafiando a la naturaleza y a Dios.

Entonces vuelvo al inicio, cómo no nos va a sorprender que un hombre, en la década de los setenta que fue defensor de la naturaleza en lo que es un todo de ella, la Tierra, consideró parte de ella la natura del ser humano en la Mujer, y llegó hasta solicitar audiencia al Congreso para conocer en qué podría dañar la pastilla anticonceptiva la naturaleza de la mujer Dadora de Vida, ya que la pastilla interviene, interrumpe, daña y lesiona la naturaleza propia de la Mujer. Hoy en el feminismo radical se acusa al hombre, quien es parte fundamental de la naturaleza y de la vida en la tierra, de violentar el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, pretende alterar la forma de concepción de vida para desterrarlo como figura  en la participación natural en crear un nuevo ser, acusando en este acto propio de la naturaleza, para conservación de la especie, una violación, depredación sexual por parte del varón, omitiendo todo sentimiento de amor por parte del hombre, quien es parte de la naturaleza y sostiene un rol tan fundamental en la conservación de la especie como el rol que cumple la mujer.

 

El negacionismo de estos grupúsculos que sistemáticamente actúan y pretenden incidir en la consciencia  del colectivo para deconstruir la Vida en todo lo que la naturaleza una y otra vez les enrostra nunca podrán cambiar, pareciera que cumplen su objetivo, pero, en la medida que quienes conocemos y sabemos  que el orden natural de las cosas es inalterable, porque sólo respetando la naturaleza en su conjunto, respetando la Tierra como Creación ordenada y perfecta de un Dios, (que estos grupúsculos jamás reconocerán pero que se desvelan por hacer desaparecer), nunca podrán dar una explicación distinta  a tanta perfección ante cada amanecer que descubren al abrir los ojos, sino a la  Creación como obra de un Dios que conocen, pero del cual reniegan, pero que se hace verbo en cada flor que ven llenar de color los espacios, de  cada ave que ven volar por el cielo, en cada perrito o gato que tienen como mascota y que  se alegra de verlas regresar a casa, a pesar de su odiosa ideología, la cual no les deja comprender que ese vínculo que las une a esos seres animales, es la maternidad que por ser mujer, les brota naturalmente como perfume que convoca al apareamiento.

 

Para quienes no se detienen en el día a leer, ni a escuchar las noticias y lo que sucede en la sociedad con una mirada crítica y sólo se quedan con el mensaje subliminal que emite el lector de noticias al que oye mientras prepara la mochila de los niños o mientras prepara el almuerzo del día siguiente o mientras conduce su auto camino a su casa o trabajo, quizá le resulte difícil entender o relacionar lo que en esta nota se presenta, pero es necesario crear conciencia individual respecto del verdadero objetivo y fin de los movimientos sociales, cuáles son sus consignas y qué involucra cada frase, cada pañuelo, cada corte de pelo, cada tatuaje que ponen de moda para exigir derechos, donde para ellos excluyen y  pretende conculcal a una parte fundamental que complementa la entrega de esos derechos.

 

Para concluir, cuando celebremos este año el Día de la Tierra, de manera distinta, sin marchas, sin fiestas ni manifestaciones colectivas, tratemos de darnos  el tiempo de leer y analizar a lo que nos convocan y si nos damos cuenta  que dicta de lo que entendemos por Vida, Creación, vida, comunidad y por el contrario convoca a la destrucción de la Vida desde el vientre, en los nonato, negándoles  la posibilidad de nacer y menosprecia la vida de  los ancianos, que  han vivido gran parte de su vida trabajando y cuidando la tierra para entregarla a las futuras generaciones, pero que disfrazado de derecho se les entrega la posibilidad de un suicidio asistido, debe hacernos pensar y reaccionar respecto de lo  que la Tierra es como símbolo para nuestros ancestros, para las culturas más antiguas, para esos pueblos que aún viven de lo que la tierra les provee en sus animales, en sus cultivos, en los ríos y mares, en la lluvia, el viento y la nieve.

 

Nuestros pueblos indígenas agradecen entregando ofrendas a la Tierra en señal de agradecimiento por cada fruto del árbol por cada cosecha de sus tierras, por cada gota de agua que generosamente entrega la tierra para saciar su sed y para regar sus huertos y siembras, por cada ser humano que nace en su comunidad, podamos reconocer en la observancia de esos ancianos cuán importante es salvar una siembra ante la helada, rescatar la raíz ante un incendio, y sobretodo el respeto a las estaciones del año y a los tiempos de poda, siembra, trasplante de árboles de acuerdo a lo que la naturaleza desde siempre les ha indicado en su lenguaje muy particular y que estos hombres y mujeres han sabido decifrar, han respetado y aprendido a convivir en ella y con ella, han aceptado la Vida en toda su esencia y tal como se manifiesta.

Que mejor celebración en el Día de la Tierra que imitar su natura en la vegetación, en los animales, en sus ríos y mares, pero principalmente en Nosotros, sin la pretención de querer determinar qué especie debe habitar en la Madre Tierra de todos.

Por: Roxana Rojas Carreño – Secretaria Nacional, ONG Padres Objetores Chile

1 comentario en “Día de la Tierra: Una celebración para tomar conciencia que está siendo manipulada por grupos contrarios a la vida.”

  1. Lionel Álvarez Westermayer

    Somos parte de la Tierra, estamos llamados a medrar en ella y cada día que pasa, se hace más difícil, porque hay fuerzas oscuras dirigidas por hombres que se creen superiores y pretenden dirigir nuestra vida hacia su destrucción: si a la vida, a la familia, a la libertad, a la Tierra.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: