El homosexualismo y la pederastia

La mayor parte de las personas homosexuales adquirieron esta orientación precisamente por haber sido seducidos o maltratados sexualmente durante la niñez por un adulto (pederastia: relaciones sexuales entre niños y adultos). La revista pro homosexual de mayor tirada en EE.UU., The Advocate, publicó un artículo de un tristemente conocido líder homosexual que opina de la pederastia como si no fuera un desorden parafílico, sino algo que lo libera. Allí se ven reflejadas sus experiencias personales traumáticas durante la niñez. Este líder homosexual fue presidente de la Alianza de Activistas Homosexuales de Nueva York (New York Gay Activists Alliance), fundó la Coalición para los Derechos Lésbicos y Homosexuales (Coalition for Lesbian and Gay Rights), la Asociación del Amor entre Hombres y Niños de Norteamérica o NAMBLA (North American Man-Boy Love Association) – que es una organización de pederastas – y escribió un libro sobre la primera etapa del movimiento activista pro homosexual.

La revista Psychological Reports mostró que los homosexuales, cometen más de la tercera parte de todos los casos de maltrato sexual infantil que se reportan. Un investigador analizó el contenido de la revista homosexual The Advocate entre los años 1972 y 1991, y encontró que entre el 10% y el 20% de sus anuncios, explícitamente incitaban a la pederastia.

Un estudio acerca de hombres encarcelados por practicar la pederastia arrojó que el 30% había practicado el homosexualismo siendo ya adultos, y el 91% de los que habían maltratado sexualmente a niños con los cuales no tenían relación familiar alguna, dijeron que no habían tenido ninguna otra relación sexual que no fuese la homosexual. En otras palabras, su “preferencia sexual” era claramente la homosexual.

El boletín de la corriente principal del sector homosexual de la población, Gay Community News (“Noticias de la Comunidad Homosexual”) publicó lo siguiente: “Les practicaremos la sodomía a sus hijos. Los seduciremos en sus escuelas, en sus dormitorios, en sus gimnasios…” (Michael Swift, Gay Community News, 15 de febrero de 1987).

La revista homosexual de noticias, San Francisco Sentinel (“El Centinela de San Francisco”), publicó lo siguiente: “El amor entre hombres y niños es fundamental para la homosexualidad. Para la comunidad homosexual decir que el amor a los niños no es homosexual es ridículo.”

El estratégico libro de juegos para las relaciones públicas en pro del homosexualismo, The Overhauling of Straight America (“La reparación general de la heterosexualidad en EE.UU.”), es muy claro en cuanto a por qué el movimiento homosexual se empeña en negar que los pederastas sean una parte principal de dicho movimiento. En efecto, el libro dice que “NAMBLA no debe tener parte en la campaña. Los sospechosos de maltratar sexualmente a niños nunca aparecerán como víctimas”.

El libro alerta a sus seguidores sobre lo siguiente: “Las masas no deben sentir repulsión a causa de una exposición prematura del comportamiento homosexual”. El poeta Allen Ginsberg, uno de los más famosos homososexuales de la historia de EE.UU., apoya decididamente a NAMBLA. (NAMBLA es una organización de pederastas, como se dijo ateriormente.)

1 comentario en “El homosexualismo y la pederastia”

  1. Diva Benavides Cadiz

    ESTAS PATOLOGIAS SON LO MAS DAÑINO DEL SER HUMANO PARA LA INOCENCIA Y NIÑEZ DE NUESTROS NIÑOS. COMO ADULTOS SON DUEÑOS DE SU SEXUALIDAD PERO PERVERTIR A NIÑOS ES UNA ABERRACION QUE NO DEBE PERMITIRSE.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: