Estudio longitudinal explora cómo las opiniones ideológicas refuerzan el apoyo de los partidos políticos, y viceversa

Un estudio reciente encontró evidencia de que las opiniones ideológicas tienden a dar forma al apoyo de una persona a los partidos políticos, pero que el apoyo de los partidos también puede conducir a cambios modestos en las opiniones de una persona. Los hallazgos fueron publicados en el British Journal of Social Psychology.

Si bien la ideología es fundamental para la discusión de la política, algunos eruditos han sugerido que la ideología es prácticamente inexistente entre los ciudadanos comunes y corrientes. En cambio, se ha sugerido que la gente tiende a invertir en un partido político con el que resuenan y ese partido entonces moldea sus actitudes políticas.

Como dicen los autores del estudio Nicole Satherley y sus colegas, se desconoce la forma en que la ideología y la elección del partido podrían reforzarse mutuamente. “El debate extant plantea preguntas importantes sobre el orden temporal de las opiniones ideológicas y el apoyo de los partidos políticos”, dicen los autores. “A saber, ¿la gente se adhiere a la retórica ideológica de su partido preferido con el tiempo? ¿O forman preferencias de partidos políticos en respuesta a sus propias creencias ideológicas y ajustan el apoyo de su partido basado en la proximidad ideológica?”

Para responder a estas preguntas, los investigadores se dispusieron a buscar datos longitudinales que les permitieran examinar cómo la ideología de una persona y el apoyo de los partidos políticos cambian con el tiempo, y que es lo primero. Los investigadores analizaron los datos de nueve oleadas de un estudio representativo a nivel nacional de adultos neozelandeses. El estudio abarcaba entre 2009 y 2017 e incluía un total de 31.537 encuestados.

Para evaluar el apoyo de los partidos políticos, se pidió a los encuestados que indicaran cuán firmemente apoyan al Partido Laborista (de izquierda) y al Partido Nacional (de derecha). Como medidas de ideología política, los encuestados completaron medidas de orientación de dominio social (SDO) y autoritarismo de derecha (RWA), dos construcciones que están vinculadas al apoyo a las políticas de derecha.

En su análisis, Satherly y sus colegas buscaron cambios dentro de la persona en el apoyo partidista y las creencias ideológicas a lo largo del tiempo y analizaron el orden de estas variables. Encontraron que los aumentos en RWA y SDO precedieron a aumentos en el apoyo al derechista Partido Nacional. Los aumentos de la SDO también precedieron a la disminución del apoyo al izquierdista Partido Laborista.

Los investigadores también encontraron evidencia de una relación que va en la dirección opuesta: un aumento en el apoyo al Partido Nacional se produjo antes de los aumentos en RWA y SDO, y un mayor apoyo al Partido Laborista precedió a las disminuciones en la SDO. Sin embargo, este efecto observado de un partido a otra era aproximadamente la mitad de fuerte que el inverso, lo que sugiere que la ideología tiende a motivar el apoyo del partido de una persona con más fuerza que al revés.

“En otras palabras, la gente tiende a expresar su apoyo a los partidos políticos cuya retórica resuena con sus propias inclinaciones ideológicas”, explican los investigadores. “Dicho esto, los cambios en el apoyo de la gente a los partidos políticos también pueden conducir a pequeños cambios en las opiniones ideológicas que expresan con el tiempo”. De cualquier manera, los hallazgos ofrecen pruebas convincentes de que las creencias ideológicas son de hecho relevantes cuando se trata de las actitudes políticas de una persona cotidiana.

Además, los hallazgos sugieren que la posibilidad de que las élites de los partidos influyan en las opiniones políticas de los ciudadanos es limitada. “Aunque investigaciones pasadas demuestran que los apegos de los partidos pueden dar forma a actitudes y preferencias políticas, nuestros resultados identifican las opiniones ideológicas como un límite a este efecto … es poco probable que las señales y los marcos de los partidos conduzcan a cambios fundamentales en (pero más bien, pueden reforzar) las creencias ideológicas de la gente con el tiempo”, dicen Satherly y sus asociados.

Los investigadores reconocen que sus resultados sólo pueden hablar con asociaciones anuales entre cambios en el apoyo de los partidos políticos y cambios en la ideología. Dicen que una diferencia en el retraso de tiempo observado podría conducir a efectos mayores o menores.

El estudio,“Ideología ante partido: orientación de dominio social y autoritarismo de derechas preceden temporalmente al apoyo de los partidos políticos”,fue escrito por Nicole Satherley, Chris G. Sibley y Danny Osborne.

Deja un comentario