“La batalla de Chile” por Francisco Fritis

El experimento de Chile, dependiendo del resultado, puede ser el modelo a aplicar en otros países. Revolución exprés… Mientras tanto, en el Congreso con un país convulsionado con revueltas, siguen como los músicos del Titanic discutiendo leyes de ideología de género.

* Por Francisco Fritis, presidente de Padres Objetores de Chile

18 de Octubre un grupo de jóvenes que evaden pagar el pasaje del  metro, se enciende la mecha de las protestas que la corrección política llama “estallido social” que se lanza a las calles a protestar por mejores pensiones, educación gratuita, mejor salud, entre otras exigencias.

Pero estas protestas han dejado un daño mayor, pasando por la fatídica unión de jóvenes activistas políticos que unidos a la delincuencia y grupos narcos han dado por resultado una nefasta combinación de destrucción y robos. A la fecha se contabilizan cerca de 300.000 puestos de trabajo perdidos, el Metro de Santiago informa que 80 de sus 136 estaciones presentan daños producto de las masivas protestas que terminan en vandalismo puro. La cadena supermercados de propiedad del gigante norteamericano Walmart ha afrontado más de 1.300 saqueos en 128 locales, además de 34 supermercados incendiados, 17 de ellos con pérdida total.

En medio de esta verdadera guerra de guerrillas se acuñan frases como “Chile despertó”, y podemos decir si efectivamente despertamos, pero a una pesadilla… la invasión de los bárbaros que reaparecen con el discurso de los 60 como la guerra del proletariado y que están dispuestos a todo para cambiar los destinos del que era el país con mayor desarrollo y estabilidad de Latinoamérica

Pasado los primeros impactos comenzamos a darnos cuenta del terrible momento histórico presente, de la falta de orden y de respeto a la autoridad y a nuestras leyes, pero la estrategia de la izquierda que sigue avanzando con el apoyo del Instituto Nacional de Derechos Humanos, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de Human Rights Watch que se han encargado de inmovilizar a un gobierno que termina anulado por inacción, por la corrección política o el miedo a ser juzgado mal por la historia, o quizás qué otras misteriosas razones se han discutido en los fríos y laberinticos pasillos de la casa de gobierno. Su ausencia ya no se nota 3 meses después. En realidad, parecemos un país acéfalo donde el Estado de Derecho no se respeta y la mal llamada clase política en silencio, en general han pasado, los políticos más populares a ser rostros frecuentes de matinales donde con descaro se atreven a dar recetas y opiniones, por supuestos políticamente correctas, pero sin decir las verdades que todos, o en su mayoría esperamos oír.

Mientras el proceso de sedición de la izquierda sigue adelante, buscando abiertamente derrocar al presidente Sebastián Piñera, por ejemplo Luis Mesina, vocero de No + AFP, llamó a la convención constituyente –“si es que esa opción triunfa en el plebiscito de abril se autodeclaren soberanos, se cierra el congreso inmediatamente y se acaba todo”. Esta es la apuesta de este dirigente: que depende de nosotros disolver el Congreso. Sus palabras provocaron rechazo entre los integrantes de la coalición de gobierno como en la oposición que obligada debió salir a detener este autogol, que saben ellos, da argumentos y los refuerza para Votar Rechazo a la Nueva Constitución.

Estos mismos pseudo líderes de izquierda que no respetan la actual Constitución nos proponen encabezar la redacción de una nueva Carta Magna, estos son los mismos que desean disponer de los ahorros de toda nuestra vida en las pensiones, para crear otro sistema de reparto y la verdad no son confiables y esa ciudadanía trabajadora, a veces silenciosa, no está disponible para endosar el futuro de nuestras jubilaciones a tan dudosos personajes.

Este es el nivel anarquía y descaro con que estos siniestros personajes pretenden arrastrar a todo un país, estos mismos diputados y senadores de izquierda han  ido arrinconando a la Policía para impedir que puedan actuar, acusándolos, de tener tan buena puntería que sus disparos son certeros en encontrar el ojo de los “jóvenes revolucionarios”, que en general están bien pertrechados no sólo de bombas molotov, piedras y trozos de pavimento que han roto con paciencia de chino, sino también gozan de una buena alimentación diaria entregada en el territorio que se han tomado financiada por organismos internacionales de izquierda.

También es muy importante en todo este proceso, la participación de la prensa, en especial la televisión abierta, que en un principio fue muy condescendiente y hablaba de protestas pacíficas, de jóvenes que protestaban por las injusticias sociales. Y recalcaban que todas estas actividades transcurrían en paz hasta que la Policía entraba en acción. Nada decían del salvajismo desenfrenado que se transformó en pillaje, en robo, en asaltos a supermercados que después de ser vaciados eran quemados, así hoy hay extensos sectores de Santiago que no cuentan con supermercados, farmacias ni bancos. Esta es la realidad que viven los sectores más modestos, pero el mundo periodístico tiene un buen porcentaje de noteros pseudos progres formados en universidades que hoy son dominio de la izquierda que los está adoctrinando, formando convenientemente nuevas generaciones de jóvenes militantes.

Mientras tanto en el Congreso con un país convulsionado con revueltas, siguen como los músicos del Titanic discutiendo leyes de ideología de género como Educación Sexual Integral (ESI) y otros proyectos más. Si alguien creía que los perversos avanzan de apoco, eslabón por eslabón, la experiencia chilena dice todo lo contrario: tiraron toda la cadena de una sola vez para lograr aplicar la reingeniería social en su totalidad. Como dice una expresión popular en Chile: ”Tiraron toda la carne a la parrilla”… y entre el humo con los ojos irritados buscamos al presidente y pensamos ¿dónde estará el presidente…?

Pero finalmente el 26 de abril triunfará el Rechazo ala Nueva Constitución, triunfará el sentido común, será nuestra prueba, nuestro descenso al infierno. Pero regresaremos con el triunfo, el triunfo del bien sobre los esbirros del mal.

La Batalla de Chile Artículo publicado por Revista Actuall.  Solicito que dejen un comentario del artículo en la Revista para que se interesen en volver a publicar otro artículo sobre la realidad política y social que afecta a nuestro país.
atte. Francisco Fritis

Publicado originalmente en: https://www.actuall.com/democracia/la-batalla-de-chile/