La OMS establece pautas para que servicios de salud sigan prestando la atención para abortos en medio del COVID 19

Por Lucas Henrique: El 30 de marzo, en la Organización Mundial de la Salud (OMS), mediante un comunicado de prensa, puso a disposición algunas pautas para ayudar al país a mantener los servicios de salud durante una pandemia de COVID 19.

Los países deben identificar los servicios esenciales que serán una prioridad en su esfuerzo por mantener la continuidad de los servicios prestados.

Entre las principales prioridades, justo después de las campañas de vacunación, se encuentra:

Servicios relacionados con la salud reproductiva, incluida la atención durante el embarazo y el parto.

La propuesta aparentemente inocente solo revela sus malas intenciones a la luz de la ambigüedad ya conocida de los textos publicados por los órganos de las Naciones Unidas, donde la salud reproductiva siempre incluye, entre otras cosas, la práctica del aborto.

Prueba de ello es que en 2014, el Departamento de Salud Reproductiva de la OMS desarrolló un Manual de práctica clínica para el aborto seguro [2], con pautas para los asesinatos de niños en diversas etapas del embarazo.

Entre las diversas tonterías del documento destacamos las siguientes:

Aborto para promover y proteger la salud de las mujeres, adolescentes y sus derechos humanos (página 5);
No hay contraindicaciones conocidas para el aborto antes de la 12ª semana de embarazo (página 12);
En casos de aborto con un embarazo de más de 14 semanas, las mujeres permanecen en las instalaciones hasta la expulsión completa del “producto del embarazo” (página 13);
Cabe señalar que el mismo día que la OMS incluyó el aborto entre los servicios esenciales, el hospital Perola Byington, administrado por el Gobierno de São Paulo, y una referencia en el asesinato de niños, regresó a sus actividades normales [3] previamente suspendido.

por: centrodombosco.org/

 

Deja un comentario