La OMS pide 35.000 millones de dólares EE.UU. para acelerar las vacunas COVID-19 mientras la Asamblea General de las Naciones Unidas convoca virtualmente

Cuando la 75a Asamblea General de las Naciones Unidas se inauguró en un período de sesiones virtual sin precedentes el 15 de septiembre, la OMSremistó a los dirigentes mundiales por su financiación para luchar contra la pandemia COVID-19, diciendo que se necesitan 35.000 millones de dólares EE.UU. para acelerar el desarrollo, la adquisición y la distribución de 2.000 millones de dosis, tratamientos y pruebas de vacunas durante el próximo año.

La Asamblea General hizo un llamamiento de la OMS en un marco de votación previa al período de sesiones de la Asamblea General sobre un proyecto de ley “omnibus” que se comprometía a avanzar en la cooperación multilateral en la búsqueda de soluciones a la crisis sanitaria mundial y reafirmaba el papel de liderazgo de la OMS.

Sin embargo, los dirigentes de la OMS subrayaron que los países deben poner su dinero sobre la mesa para cumplir esos compromisos.

“Al agrupar las inversiones a nivel mundial, el ACELERADOR DE ACT ofrece la oportunidad de que todos los países accedan a un mayor número de herramientas más rápidamente, compartiendo los riesgos y los costos juntos.

El ACT-Accelerator necesita US$35 mil millones para acelerar el desarrollo, la adquisición y la distribución de 2.000 millones de dosis de vacunas, 245 millones de tratamientos y 500 millones de pruebas durante el próximo año”, dijo un comunicado de la OMS, publicado como se estaba convocando la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La OMS enmarcó el llamamiento de fondos como parte de un mensaje de tres verros a la Asamblea General, incluido un llamamiento a los dirigentes mundiales para que apoyen el mecanismo ACT-Accelerator para la agrupación y una distribución más equitativa de los medicamentos, pruebas y vacunas COVID-19; mantener el impulso de los objetivos de desarrollo sostenible, a pesar de las amenazas de COVID, e invertir más en la preparación para la próxima pandemia ahora.

“Según una encuesta reciente de la OMS, el 90% de los países están experimentando interrupciones en los servicios esenciales de salud debido a la pandemia. Las zonas más frecuentemente interrumpidas reportadas incluyen la inmunización sistemática, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades no transmisibles, la planificación y anticoncepción familiar, el tratamiento de los trastornos de salud mental y el diagnóstico y tratamiento del cáncer”, dijo la declaración de la OMS. “COVID-19 ofrece un claro recordatorio de por qué necesitamos invertir en sistemas de salud y datos más sólidos, basados en la atención primaria de la salud, para lograr la cobertura sanitaria universal y para cumplir los objetivos relacionados con la salud de los ODS”.

En cuanto a la preparación para la próxima pandemia, la OMS señaló las conclusiones de un informe publicado el lunes por la Junta Mundial de Vigilancia de la Preparación, patrocinada por las Naciones Unidas,señaló que tardaría unos 500 años en dedicarse tanto a la preparación como al mundo a perder económicamente como resultado del COVID-19. En el informe “Mundo en desorden” también se señalaba que había advertido el año pasado de la probabilidad de que estallara una pandemia, matando a millones de personas y perturbando las economías, pero no se hizo nada.

Dijo la declaración de la OMS: “La inversión necesaria en una solución mundial destinada a un acceso equitativo palidece en comparación con los impactos económicos de COVID-19 y los paquetes de estímulo internos diseñados para mantener las economías a flote”.

La primera reunión de alto nivel de la 75a Asamblea General de las Naciones Unidas se reunirá el próximo martes, 22 de septiembre de 2020, durante la Semana del Clima 2020 de la ciudad de Nueva York.

Créditos de imagen: UN/Loey Felipe.

Deja un comentario