LGBT proponen que: Biden ponga la agenda homosexual en el centro de su política exterior.

NUEVA YORK, 11 de diciembre (C-Fam) Treinta grupos de izquierda ricos se han unido para insistir en que cualquier administración de Biden ponga la agenda homosexual en el centro de su política exterior. Llamándose a sí mismos el Consejo para la Igualdad Global, el grupo publicó una lista de demandas de 51 páginas.

La premisa de la coalición es que el presidente Trump ha perjudicado los derechos humanos y la posición de Estados Unidos en la comunidad internacional, y por lo tanto las organizaciones exigen una refutación de “el unilateralismo y los puntos de vista etnocéntricos que sustentan las políticas ‘Make American Great Again'”.

Principal entre sus demandas, el grupo quiere que Biden y el Congreso aprueben la Ley Globe. Similar a la Ley de Igualdad nacional que está siendo considerada por el Congreso, los opositores que acusan la Ley Globe se usarían para discriminar a los cristianos en nombre de gays y lesbianas. La Ley de Igualdad colocaría la “orientación sexual” como una clase protegida en virtud de la Ley de Derechos Civiles de 1964. La Fundación Heritage dice que la amenaza inmediata sería a las agencias de adopción basadas en la fe que se verían obligadas a colocar huérfanos con parejas homosexuales y transgénero. La ley también requeriría refugios para personas sin hogar para que las mujeres permitan que los hombres duerman allí. Según los expertos, esto y mucho más se extenderían por todo el mundo si se aprobara la Ley del Globo.

El grupo exige que los Estados Unidos se adhieran a una serie de tratados que el Senado de los Estados Unidos ha rechazado sistemáticamente, incluida la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), que se ha utilizado para forzar el aborto a los países pobres, y la Convención sobre los Derechos del Niño, que reduce los derechos de los padres y da a los niños el derecho a acceder a cualquier fuente de información.

Quieren que se rescinda la política de la Ciudad de México, lo que permitiría que el dinero estadounidense se desa estrés a grupos que promueven o proveen abortos en el extranjero. Exigen a Biden que nombre embajadores “transgénero” en países extranjeros. Quieren un grupo de trabajo interinstitucional sobre cuestiones gay ubicada en el Consejo de Seguridad Nacional. Quieren un embajador itinerante especial sobre asuntos gays y transgénero en el Departamento de Estado, un puesto que solía ser colocado en la oficina de libertad religiosa del Departamento de Estado.

El informe consta de página tras página de “recomendaciones”. Sin embargo, toman el poder adicional dado que estos grupos gays ricos apoyaron uniformemente a Biden en su carrera por la presidencia. La Campaña de Derechos Humanos, por ejemplo, suele recaudar 50 millones de dólares al año. The Open Society Foundations, una constelación de grupos fundada por el multimillonario de izquierda George Soros, es una de las más ricas del mundo. La Fundación para Promover una Sociedad Abierta por sí sola tiene $10 mil millones bajo administración.

La coalición quiere un esfuerzo internacional para combatir lo que llaman organizaciones “anti-género” en los Estados Unidos y en todo el mundo. Presumiblemente, esto se dirige a grupos como el Consejo de Investigación Familiar, Mujeres Preocupadas por América, la Fundación Heritage, Alianza defendiendo la libertad, y C-Fam (editor del Fax del Viernes). Cabe señalar que los grupos conservadores sociales estadounidenses estaban disgustados con la promoción de la agenda gay de la administración Trump en el extranjero. Esto incluyó el trabajo del Embajador Richard Grenell, quien amenazó a los países pobres con perder dinero y compartir inteligencia por no liberalizar sus leyes sobre comportamiento sexual.

Hay un grupo grande y profundamente integrado de activistas homosexuales en la burocracia gubernamental de los Estados Unidos, especialmente en el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Con sus demandas, estos grupos saben que están empujando una puerta abierta.

c-fam.org

Deja un comentario