Niños desaparecidos, ¿Tráfico de órganos?

  

A principios del año, Europol (Oficina europea de Policía) alertó que desde que comenzó la crisis de los refugiados sirios se ha perdido la pista de unos 10.000 niños. Nos preguntamos, cómo es posible que niños desaparezcan sin dejar rastros, según este organismo  se  encontrarían en manos de organizaciones de tráfico de personas. El año pasado llegaron a Europa 26. 000 menores sin acompañamiento de un total aproximado de 270.000 niños refugiados, y  ¿ dónde están los que no llegaron? Se ha comprobado que en Europa existen redes criminales donde los  niños son forzados a prostituirse o a trabajar en condiciones de esclavitud.

La Europol ha descubierto que existe una asociación entre las bandas criminales, que secuestran a los niños refugiados, con organizaciones de explotación sexual y esclavismo.

Suelen secuestrarlos en grupos pequeños, de dos o tres para no levantar sospechas. Aprovechan el descuido de los padres o alguien del entorno los entrega a cambio de una pequeña cantidad de dinero, esto  se da con más frecuencia en parques, zonas de refugiados, estaciones o pueblos fronterizos. Después de tramitar un pasaporte falso  los amenazan para que se  mantengan en silencio o mientan , en caso de ser detenidos por la policía,  diciendo que son familiares de los criminales.  Muchas de las niñas son forzadas a prostituirse o a trabajar en condiciones de esclavitud.

Así, por ejemplo, la ONG Business&Human Rights Resource Centre, denunció que varias compañías textiles en fábricas de Turquía están utilizando a los niños refugiados como mano de obra barata.

Las fuentes de Europol reconocen cada vez más que podrían estar cayendo en redes de tráfico de órganos, dado a que hay miles de personas que necesitan órganos y no hay donantes. Una vez que son examinados y demuestran que su órgano puede valer comienza la negociación. Un riñón  puede ser valorado en 230.000 euros y un hígado en 133.000 .

 Esto es lo que se está viviendo actualmente en Europa, pero no hay que ir tan lejos para comprobar que, en nuestro entorno americano también se está dando este vergonzoso y siniestro delito.

Por ejemplo en nuestro país el diputado René Safirio presentó una denuncia después de una exhaustiva investigación al interior del Servicio Nacional de Menores, donde declara lo siguiente:”.

“Los hallazgos de la Policía de Investigaciones son de tal gravedad que la PDI resuelve entregar este informe al fiscal nacional y al ministro de Justicia, definiéndolas como autoridades competentes, en junio de 2018

  El parlamentario detalló que tras la investigación se concluyó que “el 88 por ciento de las residencias registra abuso físico, maltrato y abuso sexual. “

Es extraño que habiéndose investigado 878 muertes de un total de 1.313, no haya formalizaciones, no haya responsables (…) No se sabe qué ocurrió con ellos ni siquiera sabemos dónde están sepultados sus cuerpos”, afirmó.

Además afirmó que  “Si no sabemos dónde están sepultados sus cuerpos tampoco podemos pedir que se exhumen, por eso  podemos, razonablemente, pensar que esos cuerpos también fueron materia de tráfico de órganos, lo  que no ha podido acreditarse por la opacidad con que se ha actuado en esta investigación”.

  Hasta la fecha, no hay una explicación del problema. Solo sabemos que el Diputado concluye  con  fundamento y certeza, además  con argumentos válidos que se produjo algún intercambio comercial con los niños y sus cuerpos.  

Por otro lado, se descubrió que en México, en Michoacán,  existe una banda dedicada al tráfico criminal de órganos humanos,   es una red de tráfico preferencialmente de niños. Primero los secuestran les extraen sus órganos para luego comercializarlos.

 La OMS reconoce que el año pasado se realizaron 10 mil trasplantes de órganos provenientes del tráfico ilegal.

Bajo el lema “Ayúdales a sobrevivir” “Save the Children” lanzó un SOS , solicitando colaboración para asistir a los niños más vulnerables de la población Siria que han huido de la guerra. Estos son los niños refugiados que están desapareciendo asombrosamente durante el trayecto a países vecinos.

¿ Por qué esta vulneración a un sector tan sensible de la sociedad que son nuestros niños.?

Si hacemos un análisis,  lo que está imperando en el mundo es el poder de mercado, todo se compra: órganos, niños, países;  el dinero saca y pone presidentes, controla la política mundial, decide en los programas sociales, etc. El dios  MAMÓN, el dios de las riquezas y de la avaricia humana se está imponiendo en la vida del hombre.

Con razón Jesucristo dijo:  ”No se puede  servir a dos señores, a Dios y a las riquezas”  Esta sociedad ha elegido servir al dios del dinero y ha menospreciado al dios verdadero y sus valores. Esa es la única respuesta a los problemas psicosociales y valóricos  que está viviendo, esta filosofía es la que ha hecho que hasta los niños sean en este tiempo un objeto de mercado.

Por Beth Rivas

1 comentario en “Niños desaparecidos, ¿Tráfico de órganos?”

  1. Cada día que pasa nuestra capacidad de asombro es probada y o atiborrada por hechos tan crueles y sanguinarios como los relatados en este articulo, pareciera estar viendo o escuchando el relato una película de ciencia ficción, ojalá fuese así, pero sabemos fehacientemente que en el seno mas oscuro y denigrante de la especie humana, suceden estas y otras cosas peores. Es un circulo vicioso, hoy lamentamos la muerte de Ambar, una jovencita de 16 años de edad, llena de vida, de manos de un homicida, que dejado en libertad por la decisión de una sola persona, que equivocó a todas luces su juicio. dejando libre a un asesino con las dramáticas consecuencias que hoy todos conocemos. Cientos y miles lloraremos su muerte, las autoridades mas osadas procuraran raudamente la presentación de algún ´proyecto de ley que lleve su nombre, pero al final, pasaran unas semanas, y volveremos a nuestras egocéntricas rutinas, del olvido y la indolencia. No solo no están los cuerpos de los niños del sename, tampoco está el compromiso ciudadano, ni cristiano para frenar esta otra pandemia a la que cada día nos vamos acomodando cada vez más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: